Al Suave

¡Se fue de boca!

Por andar de bocón lo echaron del partido.

Anthony Kiedis, vocalista de los Red Hot Chilli Peppers, se fue de boca en el partido de Rockets vs Lakers. Ofendió a los jugadores de Houston y para variar se les fue encima cuando iban rumbo a los vestidores.

Todo el mundo se echó el rollo. Los muchachos de seguridad del Staples Center lo obligaron a salir del lugar por su mal carácter. Incluso, lo acompañaron hasta la puerta de salida para evitar más problemas.

Lo más chistoso de todo fue que el equipo de Houston terminó ganando 124-115 a los Lakers. Así que Kiedis hizo show de puro gusto. El bajista de la banda estaba con él pero ni se movió. ¡Qué buen amigo!

0
Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Verifica También

Close
Close
Ir a la barra de herramientas