La ÚltimaOtros Pueblos

¿Discurso dudoso?

Donald Trump está firme en su decisión de no dejar entrar a más inmigrantes a su país, pero después de su discurso se ha dicho que no todo es verdad.

#ElPuebloSV #LaNoticiaConVos

Redacción para #OtrosPueblos: Ada Guillén

El discurso del Presidente ha dejado a muchos pensando en cuáles son en verdad los intereses de su gobierno, pues falta poco para las elecciones intermedias y ante esto, están los que aseguran que lo que Trump desea al imponerse tan drásticamente a la inmigración, es asegurar el poder del Congreso.

El Presidente aseguró que, «Todos los días, más allá de nuestros programas de admisión legal existentes, aproximadamente entre 1.500 y 2.000 personas intentan cruzar nuestras fronteras ilegalmente».

Datos disponibles de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) indican que un total de 396.579 fueron detenidas por la Patrulla Fronteriza durante el año fiscal 2018 en la frontera sur, lo que representaría un promedio de 1.087 cada día. Las cifras cambian cada mes. La mayor cantidad de detenidos en la frontera por cruzar ilegalmente fue en septiembre, con un promedio diario de 1.400.

 

Ante la violencia que se ha dado entre la caravana y la policía mexicana, el presidente dijo que: «es como una invasión. Ellos rebasaron violentamente la frontera mexicana. Lo vimos hace dos días… ellos rebasaron a la policía mexicana, y han superado y herido gravemente a soldados mexicanos».

En este enfrentamiento las fuerzas mexicanas usaron gas lacrimógeno, ante esto resultó fallecido Henry Adalid Díaz Reyes, un hondureño de 26 años, y de acuerdo con la fiscalía general de Guatemala, las autoridades están investigando. Así mismo se supone que muchos otros migrantes y policías resultaron con heridas leves.

El ministro del Interior de México, Alfonso Navarrete, condenó la violencia y dijo que los «agresores» estaban armados con bombas molotov. «La única forma de entrar a México es cumpliendo las leyes de inmigración».

Donald Trump expresó que México le había ofrecido asilo a algunos miembros de la caravana: «México ha acordado aceptarlos y les animó a quedarse, pero ellos no quieren quedarse. Ellos quieren venir a Estados Unidos, así que ya no es una cuestión de seguridad, y el asilo es una cuestión de seguridad».

También hay otra postura que pone en duda el hecho de que haya existido un ofrecimiento tan abierto de parte de México, pues según un reporte de CNN algunos migrantes de la caravana fueron quienes pidieron asilo en México:

«Bajo un plan llamado ‘Estás en tu Casa’, funcionarios dijeron que aquellos migrantes en edad de trabajar podrían solicitar asilo y serían elegibles para ciertos empleos, siempre que se queden en Chiapas y Oaxaca, dos estados en el sur de México. Los migrantes se encuentran actualmente en Oaxaca, a cientos de kilómetros de la frontera con Estados Unidos y probablemente a semanas, si no meses, de que intenten cruzarla. Aun antes del anuncio del presidente de México, Enrique Peña Nieto más de 2.700 migrantes de este grupo habían presentado documentos para solicitar asilo en México, y cientos habían acordado voluntariamente regresar a su país de origen. Pero miles más se dirigen hacia el norte».

En su discurso el Presidente de Estados Unidos también aseguró que están instalando carpas para los migrantes, pero un funcionario de defensa estadounidense, el general a cargo del Comando Norte, general Terrence O’Shaughnessy, dijo que para la «Operación Patriota Fiel», la solicitud que tenemos del Departamento de Seguridad Nacional y el CBP es de instalar carpas para apoyar a su personal y además a nuestro personal militar».

Algo muy llamativo fue que al parecer de lo que dijo Donald Trump lo que sí es verdad es el dato de extranjeros esperando la ciudadanía de su país, al expresar: «Ahora hay cerca de 700.000 extranjeros dentro de Estados Unidos esperando que se acepte su solicitud».

Pues según estadísticas del Departamento de Justicia muestran que en 2018 existen 786.303 casos pendientes en la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración, el órgano del departamento que adjudica esas solicitudes.

Algo también un tanto engañoso aunque preocupante, es la construcción del muro fronterizo, de lo cual aseguró “ya empezamos. 1.600 millones de dólares gastados el año pasado, 1.600 millones este año. Tenemos otros 1.600 millones que ya vendrá, pero queremos construirlo de una vez».

Es engañoso, aunque está en lo correcto cuando dice que 1.600 millones de dólares fueron aprobados por el Congreso, esto es solo una pequeña fracción de los 25.000 millones de dólares en fondos solicitados, y el dinero se ha utilizado sobre todo en reparaciones, no en construcción. Al afirmar que la construcción ya está en marcha, Trump parece estar tomando el crédito, como ya ha hecho en el pasado, de un proyecto que Aduanas y Protección Fronteriza ha solicitado durante años y que es completamente aparte de su bien conocida propuesta de construir un muro a lo largo de toda la frontera sur.

En San Diego, el gobierno federal está reemplazando 22 kilómetros de una barda de 74 kilómetros con un muro más fuerte, pero hasta ahora solo la mitad ha sido reemplazada, de acuerdo con un portavoz de Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

 

 

0
Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Ir a la barra de herramientas