Se paseó en la loba

#ElPuebloSV #LaNoticiaConVos

Spitfire era una loba de 7 años que se había vuelto símbolo del Parque Nacional Yellowstone allá en el norte. Su muerte fue legal porque la cacería está permitida en ese estado (Montana) desde el año 2011. Un hombre le disparó por «accidente» durante una jornada de cacería. Murió de la misma forma que su madre en 2012.

La loba era miembro de la manada conocida por los científicos como Lamar Canyon 926F. Además era madre de 5 cachorros que nacieron el otoño pasado. Y muchos la llamaban la «reina del Valle del Lamar».

Su madre inspiró el libro «Lobo americano:  Una historia verdadera de supervivencia y obsesión en occidente». Así que las críticas no se hicieron esperar y pusieron al pueblo a pensar en la necesidad de regular las prácticas de caza en la zona.

El Centro de Conservación de Lobos también condenó el hecho a través de redes sociales.

 

1+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.