Vive Mejor

Si usted tiene costroso el cuello, cuidado con la diabetes

En algunos casos, la acantosis nigricans puede ser una señal de que tienes riesgo de sufrir diabetes.

#ElPuebloSV #LaNoticiaConVos

Por: Luis Medina 

Escuchá la nota aquí: 

Más de alguna vez nuestros padres nos han avergonzado diciéndonos “muchachita pásate un mascón en el cuello, que no te da pena andar ese tierrero”, otros dicen “mira qué bonita, lástima que las axilas las tiene más prietas que mi conciencia».

Eso en muchos casos, baja la autoestima, pero en un 70% no es suciedad en la piel, sino que es acantosis nigricans.

Resultado de imagen para codos negrosSi tienes esa enfermedad, probablemente te preocupa cómo te ves. Notarás que la piel es más gruesa y más oscura, en especial alrededor de las articulaciones y en las zonas con muchos pliegues y arrugas, como los nudillos, las axilas, los codos, las rodillas y el cuello.

Muchas personas con acantosis nigricans no tienen otros síntomas ni otros problemas de salud. Pero esto puede ser una señal de otras afecciones médicas.

Las personas con sobrepeso u obesidad tienen más probabilidades de desarrollar acantosis nigricans. Con frecuencia, se reduce o desaparece al bajar de peso.

Algunas personas con esta afección la heredan. Ciertos medicamentos también pueden provocar acantosis nigricans; por ejemplo, las píldoras anticonceptivas o los tratamientos con hormonas.

A veces, se presenta en personas que tienen diabetes tipo 2 o que tienen más riesgo de tener este tipo de diabetes. En estos casos, la acantosis nigricans en sí misma no es peligrosa. Pero puede ser una señal para que los médicos comprueben si una persona padece diabetes u otros problemas de salud. En algunos casos, detectar y tratar el problema de salud podría hacer que la afección de la piel mejore o desaparezca.

Resultado de imagen para acantosis nigricans NIÑOSSegún los datos de la Asociación Estadounidense para la Diabetes, aproximadamente el 75 % de los niños con diabetes tipo 2 desarrollan acantosis nigricans. En muchos casos, controlar la diabetes y el peso es de gran ayuda para hacer menos visible la acantosis nigricans.

¿Qué hacer? Primero, no entres en pánico. La acantosis nigricans en sí misma no es peligrosa ni contagiosa. Pero debes ver a un médico para asegurarte de que no se deba a otra causa que sí requiera atención

En algunos casos, mantener un peso saludable con actividad física y una buena dieta puede ayudar a prevenir o tratar la acantosis nigricans.

5+
Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Ir a la barra de herramientas