Vive Mejor

¿Cómo debe ser el sueño en los niños y cómo favorecerlo?

#ElPuebloSV #LaNoticiaConVos

Escuchá la nota aquí: 

¿Cómo debe ser el sueño en los niños y cómo favorecerlo?

“Pesado sueño tiene el que no siente cuán mal duerme.” Séneca.

Se ha demostrado en las investigaciones científicas sobre la complejidad del sueño y su relación con casi todos los sistemas y aparatos del organismo humano, a pesar de los esfuerzos pareciera que el sueño es una mina profunda, inundada de conocimientos que hace falta enseñar.

Imagen relacionada
Diario Correo Cortesía

Gastamos casi un tercio de nuestras vidas durmiendo y aunque parece que estamos inertes, nuestro cerebro completa una coreografía eléctrica mostrando una coordinación precisa de casi todas sus estructuras, ahí podemos ver que electroencefalográficamente es más complejo estar dormido que despierto.

Además de ser un proceso complejo y minucioso, también es frágil, y está expuesto a estímulos internos y externos que a veces lo interrumpen o no permiten que inicie adecuadamente; en este artículo nos ocuparemos de algunos hábitos e higiene del sueño y su importancia en los niños.

Resultado de imagen para bebés de 20 semanas de haber nacido
Desiring God Cortesía

A partir de la semana veinte de gestación al estar formadas las estructuras cerebrales que regulan el ritmo circadiano (relación cíclica entre funciones biológicas y el ambiente), algunos conocedores describen la posibilidad de sueño fetal en periodos hasta de 70 minutos. Al nacer e iniciar a interactuar con el medio ambiente, son muchos los estímulos que comienzan a relacionarse al funcionamiento del organismo del ser humano. La luz, por ejemplo, comienza a marcar un patrón del ritmo circadiano, aunque es importante señalar que en los primeros tres meses de vida este estímulo se restringe por la limitación visual fisiológica de los neonatos.

A partir de los tres meses comienza a observarse que el sueño es menos intermitente en los lactantes e inclusive, pueden en algunos casos llegar a presentar periodos más largos por la noche, que pueden alarmar a las madres, pues suponen que es peligroso dejarlos sin amamantar y los despiertan; es necesario aclarar que pasando los tres meses el hambre los despierta, por lo que no es necesario despertarlos para que se alimenten.

Imagen relacionada
facemama.com Cortesía

Despertar por la noche según distintos estudios en Europa y Australia, en menores de un año es normal hasta 3 veces por espacios de 10 minutos, estos van haciéndose más cortos menos frecuentes mientras el bebé crece. Esto hace que los padres justifiquen que es necesario dormir con el recién nacido, pero eso no es bueno para el lactante, porque esto genera un hábito que en la edad preescolar no es fácil corregir.

Al año de vida suele observarse un patrón de sueño caracterizado por una siesta a mediodía o entrada la tarde además de un sueño nocturno de alrededor de 10 horas.

En otra entrega continuaremos hablando de este tema, ojalá y nos hagas llegas tus consultas o dudas para poder darte respuesta oportuna.

0
Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Ir a la barra de herramientas