Vive Mejor

¿Salud a partir del medio paquete, porque debo cuidarme más?

Por: Luis Medina

#ElPuebloSV #LaNoticiaConVos

Escuchá la nota aquí: 

¿Salud a partir del medio paquete, porque debo cuidarme más?

La salud en el entorno de los 50 años presenta rasgos nuevos que conviene conocer y gestionar correctamente. ¿Es inevitable engordar? ¿Debo ir al médico sin tener molestias? ¿Cómo hay que cuidarse?, a esas preguntas le buscaremos una respuesta.

En torno a los 50 años, las mujeres comienzan con la menopausia, que se atribuye a una fuerte caída en la producción de estrógenos, la principal hormona sexual femenina y que, además de acabar con la menstruación, provoca otros síntomas, como el incremento de la grasa corporal (el 75% de las mujeres suele aumentar entre 10 a 20 libras), sudores, palpitaciones y diversos cambios emocionales.

Keanu Reeves  - Famosos que dejaron los estudios y hoy son millonarios
Keanu Reeves Actor de 55 años

En los hombres la mediana edad llega también con una serie de cambios físicos: se empieza a acumular más grasa corporal, se pierde fuerza y energía, y disminuye el deseo sexual. Estos cambios, en muchos casos similares a los que sufren las mujeres en la menopausia, se han atribuido tradicionalmente a la caída en la producción de testosterona, la principal hormona sexual masculina.

Es recomendable incluir en la dieta a partir de los 50 años, los antioxidantes (el chocolate negro, el té, vino, zumos), el calcio (lácteos, mejor fermentados), la vitamina B, la fibra y el zinc, presente en las legumbres, los mariscos y las carnes.

Resultado de imagen para alimentos para hombres y mujeres de 50 años
Cuidado en la alimentación Clarín Cortesía

Hay que tener también especial cuidado en la ingesta de calcio para evitar la osteoporosis, aconsejándose tomar entre 4 y 5 raciones de lácteos al día (una ración=1 vaso de leche o 2 yogures o 50 gr de queso curado o 125 gr de queso fresco).

Otras opciones de alimentos ricos en este mineral son: almendras, avellanas, semillas de sésamo, de amapola y de chía, soya, pescaditos con espina, fruta disecada, legumbres, etc.

La vitamina D, que encontramos en pescados azules, la yema de huevo o en los lácteos junto con una exposición diaria a la luz solar, nos ayudará a la buena asimilación de este mineral.

Además, es importante no olvidar hacer ejercicio cada semana, beber agua abundantemente, reducir la sal en las comidas y vigilar el consumo de grasas buenas que aportan muchas calorías a nuestra dieta.

1+
Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Ir a la barra de herramientas