Vive Mejor

¿Cómo dejo de torturar a mi costilla con tanto ronquido?

Por: Luis Medina

#ElPuebloSV #LaNoticiaConVos

Escuchá la nota aquí: 

¿Cómo dejo de torturar a mi costilla con tanto ronquido?

Aunque pareciera que el ronquido es una pesadilla solo para terceros, lo cierto es que quien ronca también sufre y en los casos graves de ronquidos inclusive pudieran darse derrames cerebrales e infartos, de manera que, el resolver este problema va más allá del simple hecho de que sea molesto.

¿Pero porque roncamos? Al dormir los músculos del cuello y la garganta se relajan, como consecuencia, las vías respiratorias se estrechan y dejan menos espacio para que pase el aire.

¡Y aquí viene el problema! Ese aire hace vibrar –y sonar– el tejido blando que queda colgando en ese espacio reducido.

Para evitar los ronquidos, mucha gente recurre al poco amable gesto de sacudir al molesto compañero de cama.

Pero los roncadores también tienen la opción de fortalecer los músculos de su garganta con diferentes ejercicios.

Otros factores también influyen en los ronquidos:

1. La posición en la que duermes.  Si duermes boca arriba es más fácil que tu lengua, barbilla y grasa y piel circundantes se relajen y obstruyan las vías respiratorias. Así que lo mejor es tratar de dormir de costado.

Resultado de imagen para posiciones correctas para dormir y no roncar
Posición correcta para dormir y no roncar (Saber Vivir Cortesía)

2. Obstrucción nasal. En algunos casos el problema es que las vías respiratorias están bloqueadas por mocos, especialmente si uno tiene gripe o está resfriado.

3. Ingerir alcohol- Aunque sientas que un traguito antes de dormir te ayuda a conciliar el sueño, si perteneces al equipo de los roncadores entonces es mejor que evites el alcohol.

Después de todo, este ayuda a que los músculos del velo del paladar y la garganta se relajen, que es lo que causa el problema.

4. Peso Corporal- El exceso de tejido graso cerca del cuello puede terminar apretando las vías respiratorias y dificultando la circulación del aire ¡Otra razón para buscar acabar con esos kilos demás!

1+
Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Ir a la barra de herramientas