Vive Mejor

¿Qué impacto psicológico tiene el diagnóstico de cáncer de mama?



Por: Luis Medina

#ElPuebloSV #LaNoticiaConVos

Escuchá la nota aquí: 

¿Qué impacto psicológico tiene el diagnóstico de cáncer de mama?

Recibir un diagnóstico de cáncer de mama puede ser uno de los momentos más angustiantes que pueden experimentar las mujeres, y por eso, tal vez no sepan a quién recurrir para obtener ayuda.

La angustia generalmente continúa incluso después de haber superado el impacto inicial del diagnóstico. A medida que las mujeres comienzan lo que con frecuencia es un largo proceso de tratamiento, pueden enfrentarse a nuevos problemas.

Por ejemplo, pueden hallar confusión en sus relaciones personales. Pueden sentirse realmente cansadas todo el tiempo y estar muy preocupadas con respecto a los síntomas, al tratamiento y con pensamientos hacia la muerte.

Pueden enfrentarse también, a la discriminación por parte de su lugar de empleo e incluso por parte de las compañías de seguro. Factores como estos contribuyen al estrés crónico, la ansiedad y a la depresión.

¿Por qué es importante buscar ayuda psicológica?

Sentirse abrumada es una respuesta totalmente normal al diagnóstico de cáncer de mama. No obstante, las emociones negativas pueden hacer que las mujeres dejen de hacer cosas que son buenas para ellas y que comiencen a hacer cosas que son malas para cualquiera, y en especial preocupantes, para aquellas personas que tienen una enfermedad grave.

Las mujeres con cáncer de mama pueden comenzar a comer mal. Por ejemplo, pueden empezar a comer en menor cantidad y a seleccionar alimentos con bajo nivel nutricional. También pueden dejar de hacer ejercicio y pueden incluso tener problemas para dormir bien de noche, así como distanciarse de familiares y amigos.

Al mismo tiempo, estas mujeres pueden recurrir al alcohol, al tabaco, a la cafeína y a otras drogas en un intento por calmarse.

Un diagnóstico de cáncer de mama también puede conllevar a problemas más graves. Los investigadores estiman que entre el 20 y el 60 por ciento de las pacientes con cáncer experimentan síntomas de depresión que pueden dificultar aún más que las mujeres se adapten, participen óptimamente en actividades de tratamiento y aprovechen las fuentes de apoyo social que tienen disponibles.

Algunas mujeres se sienten tan desanimadas por la dura prueba de tener cáncer, que se niegan a someterse a una cirugía o simplemente dejan de asistir a sus sesiones de radiación o quimioterapia.

Como resultado, pueden enfermarse aún más. De hecho, hay estudios que demuestran que dejar de asistir a tan solo el 15 por ciento de las sesiones de quimioterapia, provoca resultados considerablemente adversos.

Vivir en primera persona, o ser familiar de alguien que sufra esta dura experiencia es una de las situaciones más dolorosas que el ser humano pueda soportar. Pero debemos recordar que la fortaleza y apoyo son fundamentales para superar esta dura prueba.

“El susto de mi cáncer cambió mi vida. Estoy agradecida por cada día que tengo. Me ha ayudado a priorizar mi vida” comentó la cantante Olivia Newton-John, al superar esta terrible enfermedad.



0
Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Ir a la barra de herramientas