El Bisnes

Soy Patricia Mendoza y te reto a conocer mi historia




Lic. Karen Marcela Montoya, Abogada de Familias y Emprendedora salvadoreña.

#ElPuebloSV #LaNoticiaConVos

Escuchá la nota aquí: 

Soy Patricia Mendoza y te reto a conocer mi historia

Soy Patricia Mendoza de Contreras y tengo 50 años de edad (dos coras); mi historia está llena de mucha fe, coraje y amor incondicional de los que están conmigo.

Estoy empoderando mi empresa “Chocolate Passion”, la cual inicié con una idea, en el año 2011, pues me quitaron el trabajo. En este país se acostumbra, que si no tenés un padrino de cuello blanco, es bien difícil colocarse en un empleo, aunque se tengan estudios, y si no los tenés peor todavía. Ni se diga si ya sos una vieja de 35, porque pareciera que hasta los 35 uno está apto para un empleo, y bueno, yo ya con 41 en ese entonces.

Pensé: “tengo que dedicarme a algo que me guste, me encante y me apasione, para que sea un gozo el poder hacerlo y no sentir que es un trabajo”, al decirme esto, nació mi deseo de hacer chocolate y convertirme en chocolatera. Pero tenía que ser una chocolatera diferente a las ya existentes, así fue como empecé.

Primero hacía tablillas saborizadas en forma de corazón con mezclas al gusto del cliente y así comienzo con los corazones con sabor a jengibre, con manzanilla, con leche, con chile, uff con un sinfín de mezclas interesantes.

Después, empecé a tomar talleres de chocolatería fina, para aprender a hacer barras de chocolate y bombonería. El CENTA ha sido parte vital en mi formación chocolatera para descubrir mis capacidades técnicas, al igual que Alianza Cacao. Así pues, aprendí a hacer polvo de chocolate, a extraer manteca de cacao, a diferenciar un cacao fermentado de un lavado, conocer los diferentes cacaos como son el trinitario o el forastero.

El mundo chocolatero es extenso, aún me falta especializarme y seguir adquiriendo conocimientos sobre la cadena de valor del cacao. A pesar de todos los pronósticos he logrado cosas que no pensé, pero que ahora las tengo, para hacer más rentable mi “Chocolate Passion”.

Sin embargo, como todo recorrido tiene baches que no se esperan o si se esperan, uno no se imagina qué tan graves pueden ser cuando toca pasar por ellos, y uno queda muy mal. De manera que a nivel personal me ha costado abrirme camino en el mundo chocolatero, pero es mi pasión hacer chocolate y, sueño con llegar a hacer de mi empresa, la reina de los chocolates, una empresa de renombre aquí en El Salvador.

A pesar de las adversidades, decidí continuar adelante con fe, y siempre cobijada con el amor de Dios y el de mis hijos, con una segunda oportunidad de vida. Se me dio la oportunidad de dar el salto a mi sanidad completa después de una enfermedad mortal. Hoy mi vida cambió, todo empezó con una segunda oportunidad en el camino de resetear mi vida y hoy es tan diferente…

Ha sido a prueba y error, con muchas equivocaciones que me costaron caro (en lo personal y económicamente), pero con el compromiso total de tomar acción y vivir la vida que quería. Estando lejos de la perfección, algo que antes me preocupaba y ahora agradezco. Agradezco cada día haber podido unir todas las piezas necesarias para mi vida y crearme una vida en la que me siento feliz de participar, cuento esto porque es lo que a mí me ayudó a continuar. Estoy contando mi historia y siendo feliz.

He ido conociendo personas maravillosas que enriquecen mi existencia y me siento amada y protegida por Dios y mis hijos. La mayor tragedia en la vida, no es la muerte, sino, una vida sin propósito.

La mayor tragedia en la vida, no es la muerte, sino, una vida sin propósito». Patricia Mendoza

3+
Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Ir a la barra de herramientas