La ÚltimaTu PuebloVive Mejor

¿Por qué duermen a pierna suelta los bebés?

Redacción: Luis Medida

#ElPuebloSV

Escuchá la nota aquí: 

¿Por qué duermen a pierna suelta los bebés?

No hay nada que se pueda comparar en cuanto a sensaciones de paz y tranquilidad que el relajado sueño de los bebés. Es verdad que pasan buena parte del día durmiendo y muchos nos podemos preguntar ¿por qué y para qué tantas horas de sueño?

Al parecer el sueño es una necesidad en el ser humano que favorece el desarrollo físico y mental adecuado especialmente en los bebés. Durante el sueño los niños asimilan y organizan todo lo visto y aprendido, madurando física y psíquicamente.

De hecho, los bebés que no duermen bien pueden llegar a desarrollar algún tipo de alteraciones en relación con su conducta o con su comportamiento, por ello es muy importante establecer en ellos horarios y tiempos de sueño.

En relación con un periodo de sueño, con la siesta, en el citado artículo se concluye que es clave para que aquello que aprenden los bebés quede fijado en su mente.

Para demostrarlo, a los bebés que participaron en el estudio se les invitó a que repitieran ciertas acciones con títeres cuatro horas después de haberlas visto y aprendido por primera vez.

El grupo de niños que durmieron durante media hora en el citado intervalo de cuatro, obtuvieron mejores resultados y no sólo eso, sino que además continuaron reteniendo la información transcurridas veinticuatro horas.

Carla María López, especialista en psicología infantil dice que “el sueño mejora la consolidación de la memoria declarativa (encargada de evocar datos y recuerdos de forma consciente como hechos o eventos específicos) en niños de entre seis y doce meses”.

Por otro lado, el sueño impide que otros acontecimientos interfieran en la fijación del recuerdo, pero no sólo eso, “gracias al sueño se pone en marcha un importante proceso de fortalecimiento de la memoria” afirman los expertos.

Los bebés necesitan dormir relativamente pronto después de haber aprendido algo, es decir, tras haber recibido una información novedosa de valor.

Ahora queda por dilucidar si el sueño profundo (que no se suele alcanzar durante estos breves periodos de sueño como la siesta) influye en la memoria de los bebés como de hecho sí que ocurre en el caso de los adultos.

Además, sería interesante conocer si el sueño eficaz no sólo afecta a la capacidad de la memoria sino también a la forma en que la información recopilada es utilizada después.

 Ahora falta por determinar si el hecho de descansar por la mañana o por la tarde genera algún tipo de diferencias.

1+
Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Ir a la barra de herramientas