“Adoptar el Bitcoin implica que el gobierno renuncie a controlar la oferta monetaria” asegura economista

Redacción: Luis Medina

#ElPuebloSV

Escuchá la nota aquí: 

“Adoptar el Bitcoin implica que el gobierno renuncie a controlar la oferta monetaria” asegura economista

El economista Manuel Sánchez Masferrer, explicó que «todas las monedas son creadas por alguien y citó como ejemplo que el bitcoin es diferente porque no son creadas por el gobierno sino por sectores privados».

El presidente de la República, Nayib Bukele, anunció sus intenciones de convertir a El Salvador en el primero en incorporar bitcoin como moneda de curso legal. Indicó que planea impulsar un proyecto de ley.

El economista y catedrático de la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN), explica » que el Bitcoin es una moneda privada que tiene un sistema llamado libro de contabilidad donde todas las transacciones se registran en una especie de documento inmenso que está siendo guardado en miles de computadoras».

Explicó que  «el Bitcoin lo creó y lo dejó un grupo de personas con código abierto, y que no hay una empresa que lo administre lo que hay son muchas personas detrás que se dedican a la minería bitcoin».

«La mayoría de economistas no ven con buenos ojos esta moneda porque implica que los gobiernos renuncian a la posibilidad de controlar la oferta monetaria; también, requiere mucha cultura financiera», sostuvo Sánchez Masferrer.

El presidente Bukele aseguró que buscaba ideas alrededor del mundo que servirán para preparar a su país para el futuro y que consideraba que el bitcoin puede ser una de ellas.

Este nuevo estatus implicaría que por ley se consideraría al bitcoin como un método válido para cumplir con cualquier tipo de obligación financiera, incluyendo el pago de impuestos. Usualmente ese es un estatus del que gozan en cada país las monedas y billetes que emiten sus autoridades.

Sánchez Masferrer, dijo que «no hay que asumir acá porque nadie le ha dicho, que el Bitcoin se va a convertir en una moneda de curso legal en el país, hay que esperar».

1+