Se debe cortar la pobreza y aumentar la prosperidad

Escuchá la nota aquí: 

Se debe cortar la pobreza y aumentar la prosperidad

Cuando los seres humanos se casan con una ideología, le ponen candado a su mente e irradian odio contra quienes no piensan como ellos.

Si hay algo que entorpece el desarrollo mental de los seres humanos es anclarse en ideologías, concibiéndolas como una verdad absoluta. Una pasión que puede llevar a la incoherencia.

Los políticos a los que les encanta abrazar ideologías, se vuelven hipócritas al grado de asfixiar al ciudadano, mientras ellos se engordan a costillas del pueblo. Se vuelven amantes de la represión, de la maldad, del egoísmo. Al pueblo lo ven como un objeto para ser utilizado y manejado como títere.

Para el caso no importa si se hacen llamar de derecha o de izquierda, si toman el poder por la fuerza; con trampas, engaños y fraude; sin la voluntad del pueblo, entonces son unos dictadores – opresores.

Por fin se presenta la oportunidad de un Presidente para la República, que trae un concepto de generar ideas y no ideologías. Que no quiere invitar a la toma de posesión a falsos presidentes como el de Nicaragua, Honduras y Venezuela, este es un signo de que vamos por el camino de la prosperidad y la democracia. Invitar a un mandatario que no representa el poder popular del pueblo, no es un orgullo, es una afrenta, porque nos hace cómplices del daño que están causando a millones de seres humanos. Bien por el Presidente Nayib Bukele, eso se llama usar el cerebro en sus dos hemisferios, derecho e izquierdo.

La primera pobreza a vencer, es nuestra manera de pensar, abrir la mente es ponerle alas a nuestra vida para comenzar a volar, es trascender, lo que veo es para incorporar la visión de la fe. La pobreza no implica solo una carencia de ingresos, también se manifiesta en los bajos y mediocres niveles de educación que recibe el país; falta de acceso a los servicios básicos y un entorno peligroso e inseguro.

Para salir de todo eso, debemos comenzar por construir equipos sinérgicos, con una característica primordial: QUE QUIERAN PENSAR. Como dijo Sir Francis Bacon: “Quien no quiere pensar es un fanático, quien no puede pensar es un idiota, quien no osa pensar es un cobarde”. Henry Ford, lo dijo de una manera más sutil: “Pensar es el trabajo más difícil que existe, quizá esa sea la razón por la que existen tan pocas personas que lo practican”.

A los políticos de mentalidad cuadrada, Francis Picabia decía: “Nuestra cabeza es redonda para permitir al pensamiento cambiar de dirección”. Pero al parecer estos políticos nacieron con una cabeza cuadrada imaginaria, o se las hicieron cuadrada dejándose alienar, permitiendo que alguien más use sus mentes como un bote de basura.

Algo de lo más tonto en esta vida es dejarse meter ideologías, aceptarlas, creerlas y pretender obligarlas a nuestras generaciones. Qué bueno que la generación del siglo XXI viene con otro chip, uno más digital y no tan análogo como los políticos del siglo XX.

Pensar en grande, lleva a la prosperidad espiritual, personal y material. Es posible alcanzar el éxito, siempre y cuando pensemos en GRANDE.

No hay nada imposible, los imposibles solo están en la mente. Como dijo Henry Ford: “Ya sea que digas que puedes o que no puedes, siempre vas a estar en lo cierto”.

3+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.